Marketing Shopper

Esta nota te va a interesar si…

  • Estudias o trabajas en marketing
  • Eres un amante de las compras
  • Trabajas en retail

El cliente ha ido evolucionando con el tiempo, volviéndose cada vez más pensativo y complejo al momento de realizar una compra. Ya no solo influyen los precios más bajos, sino un sinfín de factores, tales como los canales de venta, las promociones que podría obtener, la calidad de atención en donde se encuentra, la facilidad con la que podría conseguir el producto y hasta la fragancia de alguna tienda.

Hemos llegado a un punto en el mundo del marketing, en el cual no solo deberíamos preocuparnos por vender, sino también por satisfacer al cliente.

Como dice Philip Kotler (padre del marketing moderno): “Los vendedores exitosos se preocupan primero por el cliente, y después por los productos”.

Desde sus inicios, el marketing ha tenido como motivo principal el fidelizar y conquistar a los clientes. Pero la complejidad del público objetivo ha obligado a los departamentos de marketing a indagar más a fondo cada perfil en particular.

Lo más increíble de todo, es que los compradores (shoppers) llegan al punto de decidir qué productos y hasta que marcas comprar, muchas veces en el mismo punto de venta y poniendo esta vez la valla mucho más alta.

  • Consumidor = hábitos de consumo
  • Shopper = hábitos de compra

Una vez entendido esto, podemos ver la realidad, que muchas empresas se preocupan más en entender a sus consumidores y los hábitos que tienen estos, que a sus shoppers.

Podrían ser la misma persona, pero teniendo diferentes etapas en el proceso de compra. El Shopper es más exigente, complejo y suele tener diferentes comportamientos en relación a los Canales de Venta, diferentes hábitos dependiendo de la Misión de la Compra y los Hábitos de Consumo.

Se debería analizar de manera detallada el saber cómo compra, qué compra, cuando lo hace, y no solo saber que marcas de la misma categoría compra, sino atrevernos a conocer también de otras categorías.

En este caso, podríamos decir que el Marketing Shopper nos permite conocer de una manera más detallada y profunda que siente el Shopper al suplir esas necesidades de compra, analizándolo desde su comportamiento y hábitos.

Esta información podría en muchos casos revelar datos que adicionándolos a los datos de los consumidores, nos podrían mostrar oportunidades (insights) permitiéndonos conocer profundamente las necesidades, comportamientos y emociones de compra del Shopper. Nos revela información valiosa, que al ser cruzada con los hábitos y ocasiones de consumo, nos permite detectar las oportunidades (Insights) y así poder estar un paso más adelante de nuestros compradores y poder incrementar nuestras ventas.

Este proceso es complejo, pero vale la pena introducirse, innovar y abordar el tema de una manera diferente y más profunda.

Fuentes: Conexión Esan, Gestión.pe